Los activistas decidieron recorrer las calles de la capital con cabinas de oxígeno para mostrarles a las personas la diferencia entre respirar aire puro y respirar el aire contaminado que se está viviendo en Bogotá. Esta decisión se dio luego de que el Distrito haya tomado en menos de un mes medidas ambientales como el pico y placa.
Juan Diego Medina, uno de los activistas, señaló que “con @ActivistaCo instalamos una cabina de oxígeno para que los ciudadanos respiran AIRE PURO y lo compararan con el que tenemos que respirar todos los días en Bogotá”.
Además indicó que la estrategia se hace para “dar conciencia a los habitantes de Bogotá del daño que le causan a nuestra salud y a nuestra vida la mala calidad del aire”.
A la experiencia estaba sumado el precandidato a la Alcaldía de Bogotá del movimiento Activista, Luis Ernesto Gómez, aprovechando para exponer su propuesta para mejorar la calidad del aire en la ciudad y la forma de lograr una movilidad limpia.
Fuente: Diario del Cauca