El Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia presentaron este 12 de diciembre un balance general sobre el trabajo, que de manera conjunta realizaron para mejorar las condiciones ambientales en el Valle de Aburrá durante este 2018.
Con una inversión aproximada de $12.271 millones, y con resultados positivos, estas dos entidades ratifican su compromiso en temas como la producción y consumo sostenible, calidad del aire, gestión integral de residuos y protección tanto de fauna, como de flora silvestre.
Las acciones emprendidas durante este año incluyeron sensibilización y educación a más de 50.000 personas en diferentes temas de corresponsabilidad ambiental. Por otro lado, cabe anotar que las autoridades ambientales unieron esfuerzos mediante el Convenio Marco Ambiental que fue suscrito desde el año 2016 y que se extenderá hasta el 2019.
De este modo, es importante recordar que en 2019 las autoridades ambientales con jurisdicción en la región metropolitana continuarán liderando estrategias conjuntas de protección ambiental en el territorio.

Producción y consumo sostenible, de la mano con los sectores productivos

Con una inversión superior a 1.043 millones de pesos, las autoridades ambientales realizaron seguimiento a 145 empresas en producción y consumo sostenible, evidenciando la implementación de 811 buenas prácticas energéticas, uso eficiente del agua y gestión de sustancias químicas.
Asimismo, acompañaron a 225 empresas en emisiones y gestión energética, gestión del recurso hídrico y manejo adecuado de sustancias químicas. Al respecto se propusieron más de 4.000 recomendaciones, con las que cada año se podrían ahorrar alrededor de 1.629 megavatios hora de energía y 131.792 metros cúbicos de agua. 15 empresas recibieron además apoyo en el cálculo de su huella de carbono y 47 recomendaciones para reducir hasta 2.357 toneladas de CO2.

Así fue el trabajo por la calidad del Aire

En 2018 la inversión en acciones por la calidad del aire ascendió a 2.475 millones de pesos, destacándose la operación de estaciones de monitoreo fijas en diferentes municipios, con el fin de garantizar un seguimiento permanente a la calidad del aire.
Respecto a la gestión de ruido, 300 dueños y empleados de establecimientos abiertos al público fueron capacitados en conceptos básicos de ruido y buenas prácticas ambientales para su control. Igualmente, se capacitaron a 50 funcionarios de los municipios en aplicación de metodologías y normatividad que establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido y ruido ambiental.
En emisiones atmosféricas se acompañó al sector ladrillero en trabajo articulado con la Asociación de Ladrilleros Unidos de Antioquia, y se exploraron alternativas productivas que fueran amigables con el medio ambiente.
También se capacitó a representantes de 400 empresas, frente al cumplimiento de la Resolución Metropolitana 912 de 2017, la cual es aplicable a industrias con procesos de combustión externa; y a delegados de 104 empresas, en buenas prácticas ambientales.
Sobre las fuentes móviles, entre mayo y octubre de 2018 se realizaron 540 operativos en las vías y 31 visitas a empresas, se tomaron 10.256 muestras a vehículos, encontrando que el 43% de estos requería mejorar sus emisiones; finalmente fueron sancionados 1.227 vehículos y fueron sensibilizados 9.114 conductores.
Además, las entidades avanzaron en la promoción de tecnologías limpias con la instalación de filtros diésel especializados en 18 vehículos de carga; realizaron 64 capacitaciones al sector transporte de carga y pasajeros, a las que asistieron 1.010 personas; y 19 socializaciones relacionadas con conducción ecoeficiente, a las que asistieron 1.258 personas.
Las autoridades ambientales destinaron $1.858 millones para la recuperación, tratamiento, liberación o reubicación de animales silvestres; la educación en puestos de control ambiental; y la declaración de áreas libres de fauna silvestre en cautiverio.
En el último año se recibieron 738 animales silvestres en jurisdicción de Corantioquia, de los cuales más de la mitad fueron entregados voluntariamente por la comunidad. Así mismo, se liberaron en su hábitat natural 1.531 individuos, en su mayoría provenientes del Centro de Atención y Valoración de Fauna del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.
En acciones educativas se realizaron 195 operativos de control, 44 de ellos en jurisdicción de Corantioquia y 151 en jurisdicción del Área Metropolitana y en los que fueron sensibilizadas 26.208 personas. Por último, la estrategia de Áreas Libres de Fauna Silvestre en Cautiverio intervino 12 áreas en 8 municipios, logrando la sensibilización de 4.459 personas.

Atenciones con la Unidad de Emergencias Ambientales

​La inversión total fue de 5.667 millones de pesos. Estos fueron dirigidos a la atención y apoyo a eventos, emergencias y desastres que pueden deteriorar el medio ambiente, los recursos naturales, el paisaje o la salud humana; así mismo se apoyó el control y vigilancia ambiental en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá en trámites ambientales, con el fin de aumentar la eficiencia en respuesta inmediata y oportuna a la ciudadanía.
De esta manera, fueron atendidas solicitudes referentes a los recursos agua, suelo, flora y aire. 797 de ellas, en jurisdicción de Corantioquia y 3.080 en zona urbana del Valle de Aburrá. Así mismo se realizaron 7.522 visitas a diferentes sitios para realizar monitoreo al recurso hídrico para verificar los posibles vertimientos al río Medellín y sus afluentes.

Gestión Integral de Residuos Sólidos

1.228 millones de pesos fueron los recursos destinados a la gestión de residuos sólidos, con acciones que incluyeron 2.600 visitas y fortalecimiento técnico a 202 sistemas de aprovechamiento de residuos orgánicos, destacándose que entre mayo y noviembre se aprovecharon 678 toneladas de dichos residuos.
También se cumplieron 46 jornadas de sensibilización y educación ambiental en relación con residuos orgánicos, disposición adecuada de deshechos en sitios ecoturísticos, y residuos posconsumo como baterías, luminarias, medicamentos vencidos, entre otros, impactando en total a 5.380 personas.
Fuente: Kienyke