Un tratado internacional para reducir las dañinas emisiones de mercurio ha sido enviado el lunes al máximo órgano legislativo de China para su aprobación.
La Convención Minamata sobre el mercurio fue enviada por el Consejo de Estado, el gabinete del país, a la sesión bimestral del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), que se celebra del lunes al jueves.
El Comité de Asuntos Exteriores de la APN sugirió en un informe a los legisladores que el tratado se debe ratificar en esta sesión, ya que su contenido concuerda con los principios de la ley china, así como con los intereses y necesidades del país.
La aprobación de la convención ayudará a proteger la salud de las personas y el medio ambiente de los efectos adversos del mercurio, fortaleciendo la concienciación pública para prevenir la polución del mercurio, y acelerando la reestructuración de la industria, según el informe.
El tratado global legalmente vinculante fue firmado por el ingeniero jefe del Ministerio de Protección Ambiental, Wan Bentai, en nombre de China, el 10 de octubre de 2013 en la ciudad japonesa de Kumamoto.
El tratado toma su nombre de la urbe nipona de Minamata, donde se produjo un brote de intoxicación por la descarga de metilmercurio en el agua en la década de los 50 del siglo pasado, el cual mató a cientos y dejó a muchos más incapacitados.
China, el mayor productor, usuario y emisor mundial de mercurio, ha estado durante mucho tiempo luchando contra la polución de mercurio para proteger la salud de las personas y el medio ambiente.
Hasta el dos de noviembre de 2015, un total de 128 países y organización de integración económica regional han firmado la convención y 18 de ellos la han ratificado, incluidos Estados Unidos.
Fuente: Cri