Los cuerpos de agua de Cartagena están en mejores condiciones, pero algunos, como la Ciénaga de la Virgen y el caño de Juan Angola todavía tienen muchas heces fecales, incluso en este último dichos niveles aumentaron en comparación con el 2014. Así lo reveló el más reciente informe de Cartagena Cómo Vamos (CCV) 2015.
En el informe de CCV, al comparar los parámetros que determinan la calidad del agua, establecidos en el Decreto 1594 de 1994, como el amonio, fósforo, la demanda biológica de oxigeno (DBO5), coliformes fecales y el oxígeno disuelto, se concluyó que persisten los problemas de contaminación y que aunque hay mejoría en las condiciones del agua, aún hacen falta mayores esfuerzos para que estén en óptimas condiciones.
Los niveles de demanda biológica de oxigeno (DBO5) y oxígeno disuelto en algunos cuerpos de agua, necesarios para que las condiciones de la vida marina sean buenas, no fueron los mejores. Y los de coliformes fecales en dos casos no están en los límites aceptables.
Los cuerpos de agua analizados en este informe corresponden al caño Juan Angola, Ciénaga de la Virgen, Ciénaga de Juan Polo, la Bahía de Cartagena (40 mt frente a la Base Naval) y el mar Caribe (a 5mt del Barsena, cerca de la Bocana). La situación más preocupante sigue siendo la de la Ciénaga de la Virgen, pues en tres de los seis parámetros analizados los resultados están en rojo, es decir fuera de lo normal, mientras que en Juan Angola, la preocupación se presenta por el aumento de coliformes o heces fecales.
¿Cogería usted agua de caño, bahía, mar o cualquier otro cuerpo de agua contaminado con heces fecales? ¿Comería usted los peces que allí viven? Pues aunque muchos no se atreverían a hacerlo, las personas que no conocen estos índices y tienen la necesidad sí.
¿Botaría aguas negras en los cuerpos de agua de Cartagena si sabe que esto puede causar malos olores y que dañará el medio ambiente que los rodea? Pues puede que usted no, pero por la falta de alcantarillado hay poblaciones que sí.
Lanzamiento del programa Guardianes de la Ciénaga de la Virgen, adelantado por la Alcaldía y el EPA en la Vía Perimetral, a la altura del sector Rafael Núñez.

Lanzamiento del programa Guardianes de la Ciénaga de la Virgen, adelantado por la Alcaldía y el EPA en la Vía Perimetral, a la altura del sector Rafael Núñez.

LA FALTA DE ALCANTARILLADO
La falta de alcantarillado es el principal problema que se debe atacar para que las aguas de Cartagena por fin queden libres de heces fecales. En eso coinciden los ambientalistas consultados por este medio.
“Los coliformes fecales se presentan por vertimientos de aguas domésticas de los asentamientos urbanos que se encuentran cerca. Son actividades que impactan la calidad del agua y que dependen en muchos casos de la reubicación de las familias o de reorganizar las actividades que están en el entorno”, comenta Leonel Guardo, subdirector técnico de Desarrollo Sostenible del Establecimiento Público Ambiental (EPA).
Pero como todos saben, este problema no es nuevo. “Antes no había sistema de alcantarillado y todos los barrios a través de los canales -que eran como 12- hicieron vertimientos de aguas residuales a la Ciénaga de la Virgen, posteriormente con el desarrollo del sistema de alcantarillado que se ha hecho con Aguas de Cartagena una muy buena parte de la población quedó con el servicio, pero otras personas que viven en Olaya y cerca de la Ciénaga de la Virgen, por la zona suroriental, sigue vertiendo aguas negras”, señaló el ambientalista Rafael Vergara.
Esta población sin alcantarillado, en la mayoría de los casos corresponde a personas ubicadas en zona de alto riego e invasiones, es decir, no se les puede solucionar el problema de disposición de aguas negras y agua potable, porque de lo que debe encargarse el Distrito es de reubicarlos, enfatiza Vergara.
Pero Boris Johnson, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UdeC, va a ‘aguas más profundas’, al afirmar que el problema viene desde el río Magdalena y que las mediciones actuales muestran datos importantes sobre la contaminación, pero hay mucho más que investigar.
“Se está abordando la problemática desde un nivel parcial. Hay mucha contaminación que viene del río Magdalena, el cual recoge aguas de las cuatro ciudades más importantes, pasa por más de 200 municipios y casi ninguno tiene sistema de tratamiento de agua. Ese líquido viene a parar acá al Canal del Dique, que a su vez se comunica con la Bahía de Cartagena. Es un problema muy complejo pero no se ha hecho desde hace muchos años nada importante para reducir la contaminación”, comentó Johnson.
Aunque Johnson habla de que sí existe contaminación, asegura que lo que se debe hacer es investigar mucho más para saber en si estas sustancias contaminantes llegan en niveles perjudiciales del Magdalena, así como hay que empezar a estudiar otros elementos contaminantes que no se han tenido en cuenta hasta el momento.
Agrega que ha hecho investigación sobre nuevos contaminantes en la Bahía de Cartagena y que es importante indagar en qué medida nos pueden afectar, por ejemplo los fármacos, productos cosméticos y toda la droga que entra al cuerpo, la cual se metaboliza y expulsamos en los baños todavía con actividad biológica, llega a los cuerpos de agua y la reciben la flora y la fauna del lugar.

LO QUE SE HA HECHO

Calidad del Agua en Cartagena 2015

Calidad del Agua en Cartagena 2015

Aunque la mejoría no se evidencia mucho en esta tabla de análisis presentada por CCV, en la que para 2014 había 10 resultados en rojo y para 2015 son 9, los expertos ambientalistas comentan que sí se ha logrado una mejora, en parte por el emisario submarino.
No obstante, hay que empezar a pensar en las repercusiones a largo plazo pues, de acuerdo con Johnson, si bien se quitó el desagüe de aguas negras a la Ciénaga de la Virgen, este lo colocamos en Punta Canoas, en donde la planta de tratamiento es de nivel primario, es decir solo se remueven los sólidos y el resto se tira directamente al mar; por lo que -acota- no hay que esperar a ver qué nos devuelve el mar.
“No podemos pensar que el mar va a purificar el agua que entra contaminada porque los contaminantes -muchos de ellos- son estables y no cambian, entonces los animales que están allí podrían recibir muchos de estos metales que pueden ser bioacumulables”, agrega Johnson, quien a su vez dice que la situación no está para alarmar a las personas, pero sí para hacer un llamado a que se investigue más sobre lo que está en nuestras aguas y se sepa con el tiempo hasta qué niveles se puede llegar, determinando por supuesto si los niveles alcanzados representan un riesgo para la flora, fauna y la vida humana.
Trabajos de limpieza en la Ciénaga de la Virgen, a la altura del barrio la Candelaria sobre la Vía Perimetral, realizados en octubre del año pasado.

Trabajos de limpieza en la Ciénaga de la Virgen, a la altura del barrio la Candelaria sobre la Vía Perimetral, realizados en octubre del año pasado.

DESDE EL EPA

El Establecimiento Público Ambiental (EPA) señaló que además de sus labores cotidianas como hacer seguimiento al sector productivo verificando el cumplimiento legal ambiental en materia del aire y del agua, flora y fauna, realizar actividades educativas enfocadas que se genere una cultura de manejo integral y adecuado de los residuos, entre otros; se realiza un proceso de contratación para mejorar las condiciones de las aguas que rodean a Cartagena.
Con estos trabajos a contratar se busca realizar limpieza de las raíces de los mangles en la laguna de San Lázaro, Chambacú, El Cabrero, Canal Paralelo y caño Juan Angola.
De acuerdo con el subdirector técnico de Desarrollo Sostenible del EPA “con esto se quiere realizar todo el retiro de residuos flotantes que se puedan encontrar en las raíces de mangle que en su descomposición obviamente impactan la calidad del agua. También se tiene una relimpia en el caño Juan Angola para el retiro del sedimento que le ayudará a tener la hidráulica propia de este cuerpo de agua”.

OTROS RESULTADOS DE CCV

El informe presentado por Cartagena Cómo Vamos en lo referente al medio ambiente no solo habla del agua, también toca aspectos como el ruido, la arborización y la calidad del aire en la ciudad, cuya situación es bastante similar a la del año pasado.
Estas fueron las conclusiones del informe en los cuatro aspectos tratados sobre el entorno natural:

LO POSITIVO

-La calidad del agua en la zona de influencia de la descarga del emisario submarino se mantuvo en niveles adecuados.
-El estado de la calidad del aire en Cartagena se muestra entre los grados de bueno a moderado.
-El emisario submarino presenta resultados normales en mediciones bacteriológicas y fisicoquímicas.

LO NEGATIVO

-Aún no se ha cuantificado el total de árboles en la ciudad de Cartagena a 2015; para 2014 era 1 árbol por cada 17 habitantes.
-Cada cartagenero produce en promedio 1,12 kg de residuos sólidos diarios, lo cual se podría presentar por la falta de una política de reciclaje.
– Cartagena tiene varios puntos (sectores y barrios) que registran niveles de ruido por encima de los permitidos.
– La localidad 3, Industrial y de la Bahía, es la localidad con mayores niveles de ruido, especialmente en fuentes móviles, aunque es la Localidad 2 (De la Virgen y Turística), la que presenta mayores incumplimientos de la norma de acuerdo al total de las mediciones.
Fuente: El Universal