En Colombia, los costos en salud asociados a la contaminación, según el único estudio de impacto económico en el país, hecho por el Departamento Nacional de Planeación en el 2017, ascienden a 20,7 billones de pesos anuales, algo así como el 2,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Eso sin contar las más de 13.000 muertes y los cerca de 98 millones de síntomas y enfermedades que se deben atender.
De la cifra, la contaminación del aire exterior es responsable de las tres cuartas partes (75 por ciento), cerca de 15,5 billones de pesos (el 1,93 por ciento del PIB) asociados a 10.527 muertes y 67,8 millones de síntomas relacionados.
El estudio también midió el impacto económico por la contaminación del aire interior (hogares), que produce 2.286 muertes cada año y 1,2 millones de síntomas, que representan en muertes prematuras y atención de enfermedades algo más de 3 billones de pesos, equivalentes a 0,38 por ciento del PIB.
A nivel mundial, de acuerdo con mediciones de la Ocde y el Banco Mundial, el problema del aire contaminado les cuesta a las economías del planeta cerca de 225.000 millones de dólares al año, representados en pérdidas de ingresos de trabajo y muertes prematuras, con el agravante de que estos gastos van al alza. La Ocde agrega que la contaminación producirá más de nueve millones de fallecimientos anuales, lo que generaría costos de entre 18 y 25 billones de dólares antes del 2060.
En ese sentido, el Banco Mundial indica que muchas de las muertes prematuras relacionadas con la contaminación del aire afectan a niños pequeños, lo que provoca mayores pérdidas en gastos sanitarios que impactan en la población económicamente activa.
El mismo órgano recuerda que la contaminación ambiental causa seis veces más muertes que la malaria y cuatro veces más fallecimientos que el sida.
Fuente: El Tiempo